Patologías - Cólico del lactante

OSTEOPATÍA PEDIÁTRICA (COLICO DEL LACTANTE)

colico lactante 1El cólico del lactante es un trastorno que afecta a un 40% de los bebés menores de 4 meses. Dicho trastorno comienza aproximadamente entre la 2ª y 4ª semana de vida.

Se identifica por un llanto inconsolable e intenso que se producen generalmente por la tarde y en la madrugada, van acompañadas por una contracción abdominal, flexión de piernas y enrojecimiento cutáneo.

La osteopatía ofrece la solución definitiva con excelentes resultados.

¿Es normal que los bebés lloren?

Es normal que todos los recién nacidos lloren, el llanto es la forma que tiene el bebé de expresar como se siente, puede tener hambre, sed, frío, calor, sentirse incomodo por algún pliegue de la ropa, haberse orinado o defecado, no poder conciliar el sueño, tener gases, molestias intestinales o estomacales, sufrir otitis, tener fiebre, etc. Por ello es importante determinar la causa. 

Cuando llora a diario de forma incesante, sin motivo aparente y a su vez se acompaña de una flexión de piernas juntándolas al pecho y enrojecimiento cutáneo, sin duda se trata del cólico del lactante.

No siempre se deben cumplir los mismos síntomas en todos los bebés, ya que cada uno lo padecerá de forma distinta.

Causas que pueden agudizar los síntomas del cólico del lactante:

- Cuando se trata de lactancia de biberón, el bebé puede sufrir algún tipo de intolerancia a la lactosa, pudiendo agudizar los síntomas del cólico. En este caso cambiar de leche puede reducir los síntomas del cólico. La leche hidrolizada es una alternativa cuando existe alguna intolerancia.

- Cuando se trata de lactancia materna, en algunos casos el bebé puede sufrir alguna intolerancia a la proteína de la leche. En este caso se recomienda a la madre que suprima los lácteos (en especial la leche de vaca) ya que estos pasan al bebé a través de la leche materna durante la toma. En ambos casos la intolerancia a la lactosa o a la proteína de la leche de vaca no son causa para producir cólico, pero sí para agudizar los síntomas.

- Las tomas demasiado rápidas tampoco son causa de provocar los cólicos, aunque sí pueden agudizar dichos síntomas incrementando la presencia de gases intestinales.

- Otras teorías atribuyen los cólicos al temperamento inquieto del bebé. No es cierto, más bien se produce al contrario, el temperamento inquieto del bebé se debe a las molestias que le produce el cólico del lactante.

Son muchos los bebés que acuden a nosotros acusando este temperamento inquieto y tras el mismo día del tratamiento la situación cambia.

- No es cierto que el tiempo lo cura todo. Con el paso del tiempo el intestino se acostumbra a trabajar vagamente, aunque con el tiempo pueda desaparecer el dolor y los síntomas del cólico. En estos casos el tiempo solamente agrava la situación, provocando nuevas patologías en su etapa adulta.

¿Porqué la leche de vaca puede producir intolerancia en los lactantes?

El lactante asimila completamente las caseínas de la leche materna, pero no las de la leche de vaca. Tales proteínas sólo se digieren parcialmente por el efecto neutralizador de la leche sobre la acidez gástrica, indispensable para su ruptura.

La caseína es una sustancia viscosa, si no se absorbe, se adhiere a los folículos linfáticos del intestino formando una película en el recubrimiento del estómago que impide la asimilación de otros nutrientes.

Para hacernos una idea hay que mencionar que la caseína se utiliza como pegamento para papel, madera, etc., imaginemos así el daño que puede causar a un lactante.

¿Qué es la inmadurez intestinal?

inmadurez intestinal se refiere a que el intestino aún no está adaptado a procesar tanto alimento durante las primeras semanas de lactancia, Los bebés hacen toma a demanda, pudiendo ser cada dos o tres horas y a veces cada hora, lo que quiere decir que el intestino está haciendo la digestión durante las 24 horas diariamente sin descanso. Debido a este proceso tan continuo sin descanso, sobre la segunda semana el intestino se colapsa y se bloquea dando como origen el “cólico del lactante”.

¿Cuál es la causa de sufrir cólico?

colico lactante 2Durante la gestación el bebé se ha alimentado a través del cordón umbilical, por lo tanto su sistema intestinal no ha funcionado nunca.

Tras el nacimiento, el bebé realiza una toma cada hora, dos horas o tres horas, intervalo de tiempo que su intestino necesita para realizar la digestión del alimento.

De esta manera, el intestino del bebé ha pasado de no trabajar nada, a trabajar prácticamente las 24 horas. Debido a ello a las dos semanas su sistema intestinal se colapsa y se bloquea, dando lugar al llamado “cólico del lactante”. Esto no es más que, un bloqueo de su sistema intestinal.

En ocasiones provoca pequeños bloqueos intestinales que en osteopatía es conocido como adherencias o fijaciones viscerales. Estos bloqueos viscerales provocan viscero-espasmos y contracción del abdomen y ello conlleva a la aparición de gases y/o dificultad de evacuar el vientre (estreñimiento).

Todo ello requiere una regulación del tránsito intestinal donde la osteopatía tiene la solución a este problema.

¿Cuántas sesiones necesita mi bebé?

colico lactante 2 Este tratamiento es muy rápido y definitivo, tan solo se necesitan dos sesiones para solucionar definitivamente el “cólico del lactante”.

Tras el primer tratamiento ya se notan los resultados, el bebé deja de llorar, no se encoge de piernas, duerme y descansa mejor.

Tras el primer tratamiento se obtiene una mejoría del 90% entre las 12 y las 24 horas del mismo, el segundo tratamiento es definitivo para solucionar el problema.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento consiste en devolver el correcto movimiento peristáltico intestinal fisiológico, con dicho tratamiento se busca relanzar su movimiento natural para que por sí mismo se restablezca.

El tratamiento es manual y delicado, ni que decir tiene que requiere de un terapeuta con experiencia en osteopatía pediátrica.

¿Los padres pueden estar presentes en el tratamiento?

Algunos centros no permiten la presencia de los padres ya que estos a veces se ponen nerviosos y pueden interferir negativamente en el tratamiento. En nuestro caso consideramos imprescindible que los padres estén cerca del bebé durante todo el tratamiento ya que es fundamental que el bebé sienta la presencia de los padres y estos interactúen con ellos, tocándoles, hablándoles, acariciándoles, etc.. Así de este modo siempre se sentirá acompañado.

¿Qué problemas puede causar si no se trata?

Un bebé no tratado puede sufrir a lo largo de la infancia, adolescencia y madurez problemas de estreñimiento, colon irritable, adherencias viscerales,…

Esto es debido a que su sistema intestinal se ralentiza, obteniendo como resultado la aparición de adherencias viscerales, con el resultado de las patologías anteriormente mencionadas.

Es frecuente tratar niños entre 2 y 4 años que padecen estreñimiento, con antecedentes de cólico del lactante no tratado.

¿A partir de cuándo es conveniente tratar a un bebé con cólico?

Una pregunta habitual que suelen hacernos es esta. No supone ningún problema a tratar a un bebé por pocos días que tenga, de hecho cuanto más pequeños son más efectivo es el tratamiento ya que menos adherencias se forman en su intestino. Realmente desde el primer día de nacimiento se puede tratar a un bebé que presente cólico, lo único que vamos a hacer es estimular su sistema digestivo y este funcionará mejor. E incuso tratándoles con antelación antes de que se presenten los primeros síntomas de cólico podemos prevenirlo.

¿Cómo interfiere las vacunas del segundo mes en el tratamiento para el cólico?

Generalmente los dos días siguientes suele haber una reacción adversa tras la vacuna, fiebre, malestar general, llanto,… Es conveniente dejar que pasen estos síntomas, así estando más tranquilito se dejan tratar mucho mejor y el resultado es más eficaz.

Remedio actual.

Al menos 350.000 bebés nacen diariamente en el mundo, al menos el 70% sufrirá el “cólico del lactante”. Hasta ahora la única respuesta es: “Es normal, tiene que pasarlo. El cólico del lactante suele desaparecer al 4º mes de forma espontánea”.

Ante esto, mi pregunta es ¿Es necesario hacer sufrir al bebé durante todo este tiempo? También hay que tener en cuenta, que los padres también sufren debido a la impotencia que les causa no poder hacer nada por solucionarlo, y también por la crispación que produce el llanto incesante y el agotamiento de las horas de sueño acumuladas.

La solución del cólico del lactante en dos tratamientos.

Actualmente, la osteopatía propone la solución más efectiva en menor tiempo, ya que en tan solo un tratamiento el 90% de los síntomas desaparecen.

Desde que comencé a ejercer como osteópata he tratado a cientos de bebés y el resultado siempre ha sido el mismo, durante el mismo día del tratamiento el bebé comienza a experimentar una agradable mejoría descansando más, durmiendo mejor y casi sin molestias ni llanto. Los días siguientes la mejoría se hace más estable llegando a desaparecer hasta el 90% de los síntomas. Tras el segundo tratamiento solucionamos el problema, y rara vez el bebé necesita volver a tratarse por tercera vez. E incluso en algunas ocasiones el cólico se soluciona en un solo tratamiento.